Potencia reactiva

Aumentar la eficiencia y estabilidad de la red eléctrica

¿Qué es la compensación de potencia reactiva?

Definición oficial: Según la norma VDE 0100-710, la potencia reactiva se refiere a la potencia eléctrica que fluye de ida y vuelta entre los conductores de fase y el conductor neutro de una red trifásica, pero que no es capaz de realizar un trabajo mecánico. Se mide en voltio-amperio-reactivo (VAR).

La corrección del factor de potencia es el proceso de igualar la potencia reactiva presente en la red para aumentar la eficacia y la estabilidad de la red eléctrica. Esto suele hacerse con la ayuda de condensadores que generan potencia reactiva opuesta y reducen así la potencia reactiva total de la red. Esta compensación es importante para mejorar el factor de potencia de la red, lo que se traduce en menos potencia reactiva circulando por la red. El triángulo de potencia es un concepto que ilustra la relación entre potencia activa, potencia aparente y potencia reactiva.

Ejemplo: Supongamos que una empresa industrial explota varios motores eléctricos de gran tamaño que generan una potencia reactiva inductiva considerable. Sin compensación, el proveedor de energía tendría que proporcionar esta potencia reactiva adicional, lo que provocaría un aumento de las pérdidas en la red y una menor eficiencia. Utilizando condensadores para la compensación, la empresa puede generar su propia potencia reactiva y reducir así la carga de la red.

La compensación de la potencia reactiva ofrece una serie de ventajas, como la mejora de la eficiencia energética, la reducción de los costes de la energía y el aumento de la estabilidad de la red. En muchos países, ciertas normativas sobre compensación de potencia reactiva son obligatorias para garantizar la calidad y estabilidad de la red eléctrica.

En general, la potencia reactiva y su compensación desempeñan un papel crucial en el suministro energético moderno y es de gran importancia para las empresas y compañías de suministro energético evitar la potencia reactiva y hacer que la red sea eficiente.

¿Cuál es la diferencia entre potencia activa y potencia aparente?

Los términos potencia activa, potencia aparente y potencia reactiva son conceptos fundamentales en ingeniería eléctrica que describen la relación entre los distintos tipos de potencia eléctrica.

Potencia activa (P):
La potencia activa se mide en vatios (W).
Representa la potencia eléctrica real utilizada por un dispositivo o sistema de una red eléctrica para realizar un trabajo. En otras palabras, es la potencia útil que acciona un motor, genera luz o hace funcionar aparatos eléctricos, por ejemplo.

Potencia aparente (S):
La potencia aparente se mide en voltios-amperios (VA).
Es la potencia eléctrica total disponible en una red eléctrica, independientemente de si se utiliza realmente para realizar tareas. La potencia aparente se compone de potencia activa y potencia reactiva y puede considerarse como «potencia aparente».

Potencia reactiva (Q):
La potencia reactiva también se mide en voltio-amperio-reactivo (VAR).
Representa la potencia eléctrica que fluye de un lado a otro entre los conductores de fase y el conductor neutro de una red trifásica, pero que no realiza ningún trabajo mecánico. Es generada principalmente por cargas inductivas y capacitivas y es necesaria para el funcionamiento de estas cargas, pero no contribuye a la realización de tareas.

En un triángulo de potencia, que representa visualmente las relaciones entre potencia activa, potencia aparente y potencia reactiva, la potencia activa corresponde al lado horizontal del triángulo, la potencia aparente es la hipotenusa del triángulo y la potencia reactiva es el lado vertical del triángulo.

Un medidor de potencia activa es un instrumento que mide la potencia activa real en un circuito eléctrico. Ayuda a supervisar y controlar el consumo de energía.

En resumen: La potencia activa es la potencia real utilizable, la potencia aparente es la potencia total de la red y la potencia reactiva es la potencia que no se utiliza para realizar tareas pero que es necesaria para el funcionamiento de las cargas inductivas y capacitivas. Estos conceptos son importantes para comprender y optimizar la eficiencia y estabilidad de las redes eléctricas. Un medidor de potencia activa es una herramienta útil para controlar el consumo de energía.

Puede profundizar en el cálculo y la interacción de la potencia activa, aparente y reactiva en nuestro Info-Brief 25 «Definición de los parámetros de medición de potencia según las normas DIN 40110-2 e IEEE 1459»:

boletín informativo nº 22

Definición de los parámetros de medición de potencia según las normas DIN 40110-2 e IEEE 1459

¿Cómo se calcula la potencia reactiva?

La potencia reactiva se calcula mediante la siguiente fórmula

Potencia reactiva (Q) = potencia aparente (S) × sen(φ)
Q: Potencia reactiva en voltios-amperios-reactivos (VAR).
S: Potencia aparente en voltios-amperios (VA).
φ: Ángulo de desfase entre la potencia activa (P) y la potencia aparente (S).

El ángulo de desfase (φ) es decisivo para calcular la cantidad de potencia reactiva. Puede ser positivo o negativo, según se trate de cargas inductivas o capacitivas.

En el caso de cargas inductivas (por ejemplo, motores eléctricos), el ángulo de desfase es positivo, ya que la potencia reactiva va por detrás de la potencia activa. En este caso, la fórmula es

Q = S × sen(φ)

Para cargas capacitivas (por ejemplo, condensadores), el ángulo de desfase es negativo, ya que la potencia reactiva adelanta a la activa. En este caso, la fórmula es

Q = -S × sen(φ)

La corrección del factor de potencia intenta minimizar el ángulo de desfase (φ) para reducir la potencia reactiva. Esto puede lograrse mediante el uso selectivo de condensadores u otros dispositivos de compensación.

Además de la fórmula para calcular la potencia reactiva, existen calculadoras de compensación de potencia reactiva que pueden utilizarse en sistemas y redes más complejos para determinar la cantidad exacta de compensación necesaria.

La unidad de potencia reactiva es el Voltio-Amperio-Reactivo (VAR), que indica la cantidad de potencia eléctrica necesaria en un sistema para la formación de campos electromagnéticos en dispositivos inductivos o para compensar cargas capacitivas. Se trata de un aspecto importante en ingeniería eléctrica para garantizar la eficiencia y estabilidad de las redes eléctricas.

¿Cómo se mide la potencia reactiva?

La medición de la potencia reactiva en circuitos multiconductores se define en las normas DIN 40110-2 (Alemania) e IEEE 1459 (Internacional). Por lo tanto, los métodos de cálculo de estas normas constituyen la base para los cálculos de potencia de los dispositivos de medición modernos. Todos los dispositivos de la gama de productos de A. Eberle, desde los instalados permanentemente hasta los analizadores de potencia móviles, utilizan el método de cálculo DIN 40110-2.

La medición de la potencia reactiva es un paso importante para evaluar el estado y la eficiencia de un sistema eléctrico. Existen varios métodos e instrumentos para medir la potencia reactiva. A continuación se indican algunos aspectos importantes de la medición de la potencia reactiva:

Vatímetro
Un vatímetro es un dispositivo de medición eléctrica que se utiliza para determinar la potencia activa (en vatios) en un sistema eléctrico. La potencia activa puede medirse introduciendo un vatímetro en el circuito. Para calcular la potencia reactiva, se puede utilizar la fórmula de cálculo de la potencia reactiva (Q):

Potencia reactiva (Q) = √(S^2 – P^2), con:

  • Q: Potencia reactiva en voltios-amperios-reactivos (VAR).
  • S: Potencia aparente en voltios-amperios (VA).
  • P: Potencia activa en vatios (W).

Osciloscopio
Cuando se mide la potencia reactiva con un osciloscopio, se analizan las formas de onda de la tensión y la corriente. El desplazamiento de fase entre la tensión y la corriente puede leerse en el osciloscopio. Un ángulo de desfase distinto de cero indica la presencia de potencia reactiva. La cantidad de potencia reactiva puede calcularse mediante trigonometría.

Medición de la corriente trifásica
En los sistemas trifásicos, se utilizan vatímetros trifásicos especiales o medidores de potencia trifásicos para medir la potencia activa y la potencia aparente en las tres fases. La medición de la potencia reactiva en sistemas trifásicos suele requerir instrumentos y cálculos más complejos, ya que hay que tener en cuenta el desfase entre las fases.

Métodos de circuitos
En algunos casos, se utilizan circuitos especiales para medir la potencia reactiva. Por ejemplo, la medición de la potencia reactiva puede realizarse con condensadores de compensación para determinar la cantidad de compensación de potencia reactiva. En este caso, se añaden o quitan condensadores para minimizar el ángulo de desfase y compensar así la potencia reactiva.

Es importante seleccionar los instrumentos y procedimientos de medición correctos en función de los requisitos específicos del sistema. Medir la potencia reactiva es fundamental para garantizar que los sistemas eléctricos funcionan de forma eficiente y estable y para determinar la necesidad de corregir el factor de potencia.

Medición de la potencia reactiva con analizadores de red de A. Eberle

Con nuestra familia de dispositivos de calidad eléctrica, formada por analizadores de red móviles y dispositivos de medición de calidad eléctrica instalados permanentemente, tiene la opción única de subdividir y emitir potencia reactiva en varias variables de medición independientes:

  • Potencia reactiva de desplazamiento de oscilación fundamental
  • Potencia reactiva de distorsión armónica
  • Potencia reactiva de distorsión
  • Potencia reactiva de modulación
  • Potencia reactiva de desequilibrio

Pueden conseguirse importantes reducciones de costes, sobre todo si se evalúa el uso de tecnologías de filtrado, como los filtros de armónicos para reducir la potencia reactiva de distorsión. Esto también puede tener un efecto positivo en las tarifas de red. Por lo tanto, en los puntos de interconexión entre la red industrial y la red de suministro público, recomendamos el uso de una solución de análisis de red/calidad de la energía instalada de forma permanente, como nuestro analizador de calidad de la energía con función de registrador de fallos «PQI-DE» instalado de forma permanente. El dispositivo de medición puede almacenar los distintos tipos de potencia reactiva tanto localmente in situ como transmitirlos a distancia a distintas interfaces (véase la ilustración).

Nuestros analizadores móviles de calidad eléctrica (PQ-Box 150, 200 y 300) ofrecen una amplia gama de opciones de ajuste para medir correctamente los distintos tipos de potencia en función de la aplicación.

Mientras que las potencias reactivas de desplazamiento y de distorsión suelen ser significativas en cada punto de medición, al medir la potencia reactiva de desequilibrio deben tenerse en cuenta las condiciones límite de la medición y la posición del punto de medición en la red para obtener datos de medición significativos.

Como ejemplo, el siguiente diagrama muestra una red local de 400 V con un transformador de red local, hogares conectados predominantemente monofásicos y una operación industrial con una carga bifásica (por ejemplo, equipos de soldadura).

Por lo tanto, el factor decisivo para medir la potencia reactiva desequilibrada es principalmente la longitud de la sección de línea cargada por la potencia reactiva medida. Cuando se mide en una zona residencial en la que las cargas individuales están conectadas predominantemente en monofásico, se producen desequilibrios muy grandes. Sin embargo, la potencia reactiva de desequilibrio medible no es muy significativa en este caso, ya que la carga del sistema trifásico cambia en cada nodo cercano y, por lo tanto, ninguna sección importante de la red está cargada de forma desequilibrada.

En cambio, sí tiene sentido considerar la potencia reactiva de desequilibrio cuando se mide directamente en el transformador de la red local o en líneas de suministro largas para cargas desequilibradas.

blindleistung-berechnung-leistungsmessung-praxis

La medición de la potencia reactiva de modulación depende en gran medida del intervalo de medición seleccionado. Por lo tanto, sólo tiene sentido tener en cuenta esta potencia reactiva al calcular la potencia aparente colectiva si hay cargas con fluctuaciones periódicas de potencia y se conoce la frecuencia de modulación de la fluctuación de potencia.

Ejemplos/aplicaciones concretas de la corrección del factor de potencia

Sistemas fotovoltaicos (FV):

  • La corrección del factor de potencia en sistemas fotovoltaicos con inversores es crucial para minimizar los efectos de la potencia reactiva capacitiva o inductiva generada por los inversores. El inversor puede ajustarse de forma que la potencia reactiva se reduzca a un nivel óptimo.

Sistemas industriales con motores eléctricos:

  • En los sistemas industriales, los motores eléctricos suelen generar potencia reactiva inductiva. La corrección del factor de potencia mediante el uso de condensadores u otros dispositivos de compensación es importante para aumentar la eficiencia energética y evitar sobrecargas.

Los inversores en la tecnología energética:

  • La corrección del factor de potencia en los inversores consiste en ajustar la configuración para optimizar la potencia reactiva generada. Esto ayuda a minimizar las fluctuaciones de la red y a mejorar su calidad.

Viviendas particulares con accionamientos eléctricos:

  • Los electrodomésticos pueden generar potencia reactiva. La corrección del factor de potencia en los hogares aumenta el factor de potencia y optimiza la eficiencia de la red eléctrica.

Cables y líneas de transmisión:

  • Al transmitir energía eléctrica a larga distancia, se genera potencia reactiva capacitiva en los cables. Los condensadores de corrección del factor de potencia estrangulados pueden mejorar la calidad de la energía y aumentar la eficiencia de la transmisión.

Motores trifásicos:

  • En aplicaciones industriales con motores trifásicos, la corrección del factor de potencia es importante para optimizar el factor de potencia y minimizar las pérdidas en la red.

Conexión en serie de compensadores de potencia reactiva:

  • En las redes industriales complejas, la conexión en serie de dispositivos de compensación puede utilizarse para compensar la potencia reactiva y garantizar la estabilidad del sistema.

Corrección del factor de potencia en los hogares:

  • La corrección del factor de potencia en los hogares es importante para optimizar el consumo de energía y mejorar la eficiencia global de la red eléctrica.

Corrección del factor de potencia:

  • La compensación de potencia reactiva estrangulada es un método específico para minimizar los efectos de la potencia reactiva en los sistemas eléctricos.

La corrección del factor de potencia es de gran importancia en diversas aplicaciones para mejorar la calidad y eficiencia de las redes eléctricas, minimizar las pérdidas en la red y optimizar la eficiencia global de los sistemas eléctricos.

¿Tiene alguna otra pregunta?

No dude en ponerse en contacto con nosotros.


Póngase en contacto ahora

Últimas noticias

Noticias sobre calidad de la energía

Solicitud de contacto:



Tus datos están siendo procesados

a-eberle kontakt newsletter ×

Nuestros seminarios
& webinars

► ¡Inscríbete aquí!

x